NINFA

NINFA

martes, enero 10, 2012

LOS PALMEROS, CAÍDOS EL 12 DE ENERO DEL 1972.

Los Palmeros
Hoy | El País | Calles y Avenidas | Sábado 1ero de mayo del 2010

La marginal de la autopista Las Américas en el kilómetro 14 lleva el nombre del grupo en reconocimiento a Amaury Germán Aristy, Ulises A. Cerón Polanco, Virgilio E. Perdomo Pérez y Bienvenido Leal “La Chuta”

POR ÁNGELA PEÑA

Fueron víctimas de intrigas, infiltración, incomunicación y de un cambio estratégico en el Estado cubano que varió su política de apoyo a los focos guerrilleros y revoluciones armadas en Latinoamérica.

Antitrujillistas casi en la infancia, participaron en todas las luchas sociales y políticas después del tiranicidio.

En 1965 se entregaron con fervor a la guerra contra el invasor norteamericano y dos años después se dirigieron a Cuba a capacitarse militar y políticamente, representando al 14 de Junio.

Amaury Germán Aristy, Ulises Arquímedes Cerón Polanco, Virgilio Eugenio Perdomo Pérez y Bienvenido Leal “Prandy” (La Chuta), a quienes acompañaban también José Villa, “Billo” Gómez Suardí y otros revolucionarios tenían como propósito venir a República Dominicana con un foco guerrillero.

“Aún no se habían reunido con Francisco Alberto Caamaño, actuaban en base a una línea política del 1J4 que se denominaba “De cara hacia la guerra”.

Sagrada Bujosa Mieses y César Félix, probablemente los últimos que vieron a “los muchachos” antes de que cayeran en combate cercados en una cueva cercana a la autopista Las Américas, cuentan la historia de estos rebeldes hoy reconocidos por monumento, museo, parque ecológico y una avenida en el lugar donde murieron, como tributo a su sacrificio. Bujosa no fue sólo la esposa de Amaury. Era parte de la organización de los “Comandos de la Resistencia” que formaron los combatientes llamados además “Los Palmeros” porque, en Pinar del Río, Punto Cero, había muchas palmas. Militó en el 14 de Junio y el Partido Socialista. César Félix compartió ideales y militancia con la pareja. Era quien llevaba alimentos, periódicos y otros encargos a los cuatro políticos ocultos en una casa del kilometro 14 de Las Américas que por las noches se refugiaban en la guarida. Solo Amaury y Virgilio enfrentaron a los “dos mil 500 efectivos militares” que los atacaron por tierra y aire en una lucha que inició a las cinco de la madrugada y concluyó con la muerte de “Los Palmeros”, a las 4:00 de la tarde.

“La Chuta y Ulises fueron sorprendidos por las tropas a las cinco de la mañana, cuando salían, y vilmente asesinados porque, independiente de que tuvieran armas, los remataron con bayonetas y lanzallamas.

Estaban quemados, irreconocibles”. Los disparos alertaron a sus compañeros, que permanecieron en la cueva. El suceso ocurrió el 12 de enero de 1972.

Amaury, líder del grupo, apenas contaba 18 años cuando compartió con Fidel Castro y otros dirigentes en la Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS), celebrada en Cuba en agosto 1967.

Admiraron su formación política, su seriedad, sensibilidad, entrega. Los cubanos no sólo “le echaron el ojo para promover, incentivar, ampliar los marcos de la lucha armada en América Latina”, sino que lo designaron vicepresidente de ese evento que él propuso se dedicara a Ernesto Che Guevara que combatía en Bolivia.

En Cuba, Germán Aristy pasó a formar parte del proyecto guerrillero de Caamaño y en 1968 vino al país con el fin de crear las condiciones para recibir la guerrilla del ex Presidente constitucionalista, refieren. Sería el segundo al mando de la incursión. Junto a él venía Gómez Suardí que, según Sagrada, sería después “un instrumento que llevó información falsa a Caamaño, y Caamaño le creyó, fue el gran error estratégico de Caamaño, haber tenido oído receptivo frente al chisme y a la intriga de Billo, pero Billo tuvo cabida en ese momento porque la Dirección General de Inteligencia cubana era la que tenía la responsabilidad y el contacto con nosotros y con Caamaño en Cuba y estaba tratando de convencer a Caamaño para que echara para atrás el compromiso pero, paralelamente a eso, provocaron a través de diferentes medios una estrategia para separar a Amaury de Caamaño. Billo fue un instrumento.

Plantearon a Francis que la organización aquí estaba penetrada, que había que desbaratarla e incomunicarnos, incluso, vinieron personas enviadas por Caamaño que presenciaron la cacería nuestra y a la que Caamaño le había prohibido terminantemente que nos contactaran”.

Los Palmeros, que vinieron como la avanzada del proyecto Caamaño-Amaury “se movían en la clandestinidad absoluta. Por tanto, su incidencia en la política nacional era limitada, porque gastaban mucho esfuerzo en su protección personal, explican. “Pero eso no impidió, agregan, una serie de actividades que se realizaron fundamentalmente para reclutar nuevos miembros y enviarlos al Grupo Estratégico que quedó entrenándose en Cuba con Caamaño”.

Un estado socialista. La intención, señalan Sagrada y Félix, “era sacar del poder a Joaquín Balaguer para instaurar una revolución, un estado socialista, democrático, revolucionario. Nuestro enemigo principal era Joaquín Balaguer, que venía del trujillato y fue impuesto por las tropas norteamericanas”, significan, definiendo ese régimen como “despótico, intolerante, violador de los más elementales derechos humanos” y en el que, según sus cálculos, hubo más de siete mil víctimas. Resaltan la condición social acomodada de los cuatro caídos comentando que pudieron tener “otras opciones sociales, políticas económicas”.

Llegaron a la casa del kilometro 14 en 1971 “cuando la represión balaguerista era cada vez mayor” y aunque programaron una reunión para el 11 de enero de 1972 con el objetivo de plantearse salir de allí porque se previó que no representaba seguridad, el encuentro no se dio. César Félix fue apresado en la calle “Estrelleta” a las 9:45 p.m. y llevado al refugio bajo golpes. Luis Antonio Ruiz, que cuidaba la vivienda, fue torturado y apresado junto a él, luego lo asesinarían y desaparecerían. Félix sobrevivió a más de cinco años de cárcel.

Amaury nació el 13 de abril de 1947, Virgilio, el 23 de noviembre de 1943, Bienvenido el 19 de diciembre de 1939 y Ulises el 14 de enero de 1938.

Las claves

La avenida

Por iniciativa de la Comisión Permanente de Cultura y Turismo y del regidor Juan Cruz Trifolio, el 19 de octubre de 2006 se designó “Los Palmeros” la avenida marginal de la autopista Las Américas, pero fue el pasado 13 de abril cuando se inauguró. El síndico Juan de los Santos, funcionarios y asociaciones patrióticas impulsaron el reconocimiento.

Sagrada anunció que en el monumento estarán representados también otros luchadores por la libertad que no han recibido ningún homenaje.

Archivo del Blog